Resumen medidas Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. Parte 2/2 (medidas laborales)

El BOE de hoy publica ya las primera medidas económicas para hacer frente a la situación generada por el COVID-19.

Pasamos a enumerar las de índole laboral, ya que las de carácter financiero mercantil está en que otro post.

Este post ha sido redactado casi en su totalidad por mi compañero de Asesoría Torrealday Unai Garai

  1. Teletrabajo:  Se establece su carácter preferente, siendo obligatorio para la empresa si es técnica y razonablemente posible y si el esfuerzo de adaptación necesario resulta proporcionado. Se anuncian también ayudas y créditos sin concretar aún.
  2. Adaptación y reducción de jornada
    1. Las personas trabajadoras por cuenta ajena que acrediten deberes de cuidado respecto del cónyuge o pareja de hecho, así como respecto de los familiares por consanguinidad hasta el segundo grado de la persona trabajadora, tendrán derecho a acceder a la adaptación de su jornada (debería ser la primera opción) y/o a la reducción de la misma (en este caso con la consiguiente reducción de salario) cuando concurran circunstancias excepcionales relacionadas con el COVID-19 (porque los familiares necesiten cuidado personal y directo por edad enfermedad o discapacitada, cierre de centros educativos o de otra naturaleza)
    2. La casuística puede ser muy amplia, pero la norma pide que se busque acuerdo con la empresa y que sea justificada, razonable y proporcionada. Lo ideal es que antes de contestar al trabajador nos consultéisy estudiemos el caso concreto.

Prestación por cese de actividad de trabajadores autónomos

Se establece una prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos

Durará un mes desde la declaración del estado de alarma o hasta el último día del mes en que finalice

Podrán pedirlo los autónomos 

  • cuyas actividades queden suspendidas, 
  • o, en otro caso, cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior

La cuantía será del 70% de la base reguladora. Si no se tuviera carencia, para el cálculo de la prestación a percibir, se tendrá en cuenta la base de cotización mínima (944,35€)

El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

REQUISITOS PARA TENER DERECHO A LA PRESTACIÓN

  • Estar afiliado y en alta en la Seguridad Social a la fecha de la declaración del estado de alarma
  • No es preciso tener la cobertura por cese de actividad de trabajador autónomo (por tanto, aunque tenga tarifa plana o bonificación, también tendran derecho a la presente prestación)
  • No es preciso que el trabajador autónomo se dé de baja de su actividad (Modelo 036 o 037)
  • No es preciso que el trabajador autónomo se dé de baja en TGSS
  • Encontrarse al corriente en sus obligaciones con la Seguridad Social (de no estarlo, se le realizará la invitación al Pago)
  • Podrá solicitarla todo autónomo cuya actividad se haya visto suspendida con motivo del  Real Decreto 346/2020 o haya visto reducida su facturación en un 75%.
  • Por ello entendemos que también se benefician los administradores societarios, pero no lo podemos asegurar a día de hoy.
  • Si se tienen trabajadores a cargo, debe realizar un ERTE y, además, solicitar el cese de actividad
  • No se exige carencia mínima para tener acceso a dicha prestación extraordinaria.

La Seguridad Social ha publicado una guía de preguntas y respuestas donde pone que dejarán de cotizar, buena medida

Medidas excepcionales en relación con los ERTES por fuerza mayor:

            Tendrán la consideración de provenientes de fuerza mayor todos los ERTES que tengan su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, además de los sectores incluidos en la orden de cierre de la declaración de estado de alarma (hostelería, comercio minorista de productos no esenciales, etc):

  • Los que impliquen, suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y en general, de la movilidad de las personas y/o mercancías
  • Los derivados de falta de suministros que impidan gravemente continuar el desarrollo de la actividad, 
  • Los que deriven de situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo.

En caso de optar la empresa por estas medidas hay las siguientes peculiaridades:

  • El proceso se inicia por solicitud de la empresa acompañado por un informe relativo a la vinculación de la perdida de actividad como consecuencia del COVID-19. Esta solicitud deberá de ser comunicada a los trabajadores y trasladar el informe anterior a la representación de estos.
  • La existencia de la fuerza mayor deberá ser constatada por la autoridad laboral, que en el plazo máximo de 5 días desde la solicitud limitándose a constatar la existencia o no de la fuerza mayor. En caso de que solicite informe a la Inspección de Trabajo, esta debe responder asimismo en 5 días.
  • En el momento en que se apruebe los efectos del ERTE producirá efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor.

Medidas excepcionales en relación con los ERTES por causas económicas, técnicas, organizativas y de la producción:

Se establecen las siguientes especialidades, se reducen plazos:

  • La comisión representativa de los trabajadores debe estar constituida en un plazo de 5 días.
  • El periodo de consultas entre empresa y representación de los trabajadores no puede exceder de 7 días.
  • El informe de la ITSS no puede exceder de 7 días.

Medidas extraordinarias en materia de cotización:

En caso de ERTES por fuerza mayor vinculados al COVID-19 la TGSS exonerará a la empresa del abono de las cuotas de SS mientras dure la suspensión.

El alcance de la exoneración es del 100% en caso de empresas de menos de 50 trabajadores, para las empresas de más de 50 trabajadores la exoneración será sólo del 75% y solo de la cuota empresarial.

Esto debe hacerse a instancia del empresario.

Medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo en los casos de ERTE por cualquier causa:

El SEPE y en su caso el ISM adoptarán las siguientes medidas:

  • Se va a reconocer la prestación por desempleo a todos los trabajadores, aunque no tengan el periodo de ocupación cotizado mínimo.
  • El tiempo en desempleo por esta causa no va a computar a los efectos de consumir los periodos máximos.

Asimismo, en todos los casos y no solo en los derivados de ERTES no se va a tener en cuenta los plazos de presentación.

Importante, todas estas medidas extraordinarias están sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad.

El contenido de este Real Decreto-Ley en los relativo a las especialidades de tramitación de los ERTES no es aplicable a los ERTES iniciados o comunicados antes de la entrada en vigor del mismo y basados en las causas previstas en el mismo. Asimismo, las medidas en cuanto a cotizaciones y desempleo serán de aplicación a todos los ERTES incluidos los ya iniciados.